Abogada lamenta los años de espera para que jueces dictaminaran que no existían pruebas  en el caso Lava Jato

Javier Collins Agnew
La Verdad Panamá

La abogada Guillermina McDonald, lamentó la larga espera que tuvo que soportar para que la justicia panameña reconociera que no había pruebas contra el buffete Mossack Fonseca en el sonado caso Lava Jato.

McDonald dijo a La Verdad Panamá que está a la espera de la notificación del Ministerio Público y también desea conocer si apelarán la decisión para entonces determinar las acciones a seguir.

«Es una verdadera pena que después de haberles negado fianzas a mis clientes, perseguirlos, allanarles sus casas a las 6:00 de la mañana, detenerlos, exhibirles como delincuentes, negarnos todos los incidentes, entonces tan sencillamente ahora nos digan que teníamos razón y que no hay pruebas», destacó la jurista.

La abogada conoce las entrañas del Ministerio Público ya que en su extensa carrera profesional ocupó cargos de Personera Municipal, Fiscal de Circuito y Fiscal Anti-corrupción de la República, además de haber fungido como Fiscal Superior en Coclé.

La criminóloga sostuvo que no existe delito en la actuación de la firma ya que siempre actuó en derecho y mucho más tomando en cuenta que en Brasil se determinó que los fiscales y jueces que llevaron a cabo las investigaciones primarias, actuaron a espalda de la Ley y por intereses políticos.

La abogada explicó que no se trata del archivo del expediente, sino de un sobreseimiento provisional del cual aún «no hemos sido notificados ni contamos con una copia oficial del mismo».

La jueza Baloísa Marquínez Morán decidió en un fallo la semana pasada que los fiscales en el juicio no pudieron probar que el bufete de abogados había escondido dinero ilícito de una empresa constructora brasileña.

La sentencia señala que no se demostró la tipología utilizada para encubrir y justificar fondos, así como tampoco se evidenció la trazabilidad del dinero que, presuntamente, procede de la República Federativa de Brasil.

La investigación tampoco pudo probar que la firma de abogados investigada administraba algún fondo o cuentas bancarias procedentes de Brasil, destaca el documento.

En el fallo la jueza explicó que la fiscalía no logró demostrar cuáles cuentas fueron creadas en Panamá con la finalidad de ocultar dinero de procedencia ilícita, ni los montos de los dineros ingresados provenientes de sociedades offshore.

La Operación “Lavado de Autos” o en portugués Operação Lava Jato, fue una operación iniciada en marzo de 2014 por la Policía Federal Brasileña, y fue bautizada como Lava Jato en referencia a una serie de negocios de lava autos, que eran utilizados para maniobras de lavado de dinero.

El caso Lava Jato fue una investigación de corrupción llevada a cabo por la Policía Federal de Brasil, operación que se hizo pública el 17 de marzo de 2014, con el cumplimiento de más de un centenar de citaciones que tenían como objetivo investigar un esquema de lavado de dinero sospechoso de mover aproximadamente 2,640 millones de dólares.

Es considerado por la Policía Federal como la mayor investigación de corrupción de la historia de Brasil, debido a la excepcionalidad de sus acciones.

Los abogados han denunciado la «selectividad» y «parcialidad» en sus procedimientos, siendo «un caso penal que violó las reglas mínimas de defensa para un gran número de acusados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.