Abogados aplauden y critican la preselección de candidatos a magistrado de la Corte Suprema

Javier Collins Agnew
La Verdad Panamá

Tres juristas litigantes y hasta un exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia reaccionaron, tras conocer la lista oficial que fue enviada al presidente Laurentino «Nito» Cortizo con los nombres de once letrados que pasaron la primera prueba y que se encuentran en carrera para ocupar en enero próximo el más alto cargo anhelado por los abogados: una magistratura.

El abogado Alfonso Fraguela tildó el proceso de ser un irrespeto a los juristas que enviaron sus hojas de vida y luego eliminados del concurso por la vacante.

«Veo con profunda preocupación que organismos y entes encargados de hacer un trabajo de algo tan sagrado como es la administración de Justicia cometan este tipo de desliz, lo que evidentemente refleja una desigualdad de oportunidades», sostuvo.

Destacó que si lo que se buscaba era que en ese listado aparezca la personas que realmente va a ser elegida, desde el día 1 simple y llanamente tengan la valentía de asumir esa responsabilidad de cara al país de poner a la persona que mejor le parezca y de esa manera se logra evitar profundizar y utilizar a las personas como conejillos de India para los fines que ellos desean.

Por su parte,  el jurista Luis Fuentes Montenegro dijo que en cada coyuntura resurge la inquietud de hacer recomendaciones que perduran en los papeles, para mejorar la justicia.

«La lista de recomendados no es vinculante para el órgano Ejecutivo, a pesar de ese esfuerzo, constitucionalmente se puede designar como magistrado a alguno de esos recomendados o a cualquier otro, pues sigue siendo una potestad del Ejecutivo determinar a quién designa como magistrado», sostuvo.

Aseguró que el nuevo magistrado, sea quien sea, no va implicar cambios sustanciales al sistema de justicia y dijo que algunos de los que aspiran, fundamentalmente lo hacen por los emolumentos y las prerrogativas que representa ser magistrado.

La justicia sigue siendo una situación que debe verse con lupa pues requiere de inversión cualitativa para que allí estén los mejores profesionales, no porque estén atiborrados de diplomas, sino porque tengan o puedan demostrar carácter, valentía, apego pleno a la Constitución y a las leyes y no timoratos ni siervos a los poderes de turno, sentenció.

En tanto el letrado Ángel Calderón destacó que la administración de justicia atraviesa hoy día una serie de situaciones que pudieran llevar a la crisis, tal cual es el tema de la carrera judicial donde hoy día los nombramientos de quienes administran justicia son interinos y no permanentes, creando como efecto, un temor a la hora de fallar en derecho.

«En cuanto a la selección realizada observamos que se trata de abogados con basta experiencia en el sistema y sobre todo penalistas… Para ellos un Justo reconocimiento en sus años de servicios y cualquiera de ellos tiene los méritos suficientes para el cargo», aseguró Calderón.

La Verdad Panamá consultó también al exmagistrado Harry Diaz, quien valoró el trabajo que realizó la comisión, pero lamentó que algunos colegas de mucha valía quedaron por fuera, pero era de esperarse con 95 candidatos al cargo.

«Como muchos otros colegas y ciudadanos soy del criterio que el órgano Ejecutivo no debe nombrar los magistrados de la corte suprema. Pero toda vez q es una realidad constitucional, lo que consideró oportuno es que al menos 4 de los 9 magistrados sean escogidos del propio Órgano Judicial ( como se hace con los suplentes de magistrado) esto incentiva a los funcionarios y da mayor independencia», señaló.

Explicó que sería más conveniente que se escogiera entre funcionarios actuales que laboran en el Órgano Judicial tales como: José correa, Benito Vega o Donají Arosemena, sin demeritar la reconocida trayectoria de otros como Armando Fuentes, Waleska Hormechea y Raúl Olmos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.