Ciencias y Tecnología

Alianza contra el comercio ilícito de Panamá insta a la acción urgente frente a la alarmante proliferación del comercio ilicito de cigarrillos 

La Alianza Contra el Comercio Ilícito de Panamá, ente replicador de buenas prácticas en la detección, prevención del contrabando, falsificación, piratería y evaluación del impacto del comercio paralelo, resalta la alarmante situación del comercio ilícito de cigarrillos, con una tasa de comercialización ilícita del 92.1%, según Estudios de Nielsen. El crecimiento alarmante de esta actividad ilícita ha alcanzado proporciones preocupantes, generando consecuencias devastadoras en diversos aspectos de la sociedad y la economía.

De acuerdo con Ramiro Esquivel, presidente de la Alianza contra el Comercio Ilícito de Panamá, “si bien Panamá es conocida por mantener una baja tasa de consumo de tabaco, las regulaciones excesivamente rigurosas incentivan la comercialización ilícita de productos, aprovechando los distribuidores ilegales para abarrotar el mercado con productos ilícitos que ponen a disposición de consumidores que se les imposibilita adquirir los legítimos”.  Este fenómeno no sólo genera consecuencias en la economía, la salud, la seguridad e incentiva la corrupción, sino que también facilita el acceso de menores de edad a estos productos.

“En el contexto de la Tercera Reunión de las Partes en el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco (MOP3), que se desarrolla en Panamá este mes, la Alianza ve una oportunidad crucial para abordar este desafío e implementar medidas específicas y urgentes para abordar esta problemática de manera efectiva,” explicó el portavoz.

El país pierde anualmente aproximadamente 165 millones de dólares en recaudación fiscal debido a esta práctica ilícita, pérdida que afecta significativamente al presupuesto de inversión social disponible y la capacidad de financiar otras iniciativas.

El presidente de la Alianza añadió que “es imperativo apoyar el proyecto de ley que busca modificar el Artículo 288-A del Código Penal, reduciendo el monto mínimo exigido para ser considerado delito de contrabando. Esta reforma es fundamental para fortalecer nuestra lucha contra el comercio ilícito y sus conexiones con el crimen organizado y la corrupción. Se deben tomar medidas urgentes y concretas para combatir este flagelo, y este proyecto de ley permitirá la persecución efectiva de este delito,” indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *