Bambito,  montañas, río y colorido  se levantan  tras inundaciones

Por:  Flor Lizondro

Especial para La Verdad Panamá
Aprovechando nuestra visita a la hermosa provincia de Chiriquí, nos dirigimos a Tierras Altas, específicamente al poblado de Bambito.

Desde Veraguas hasta Chiriquí nos sorprendió un fuerte aguacero y ya nos arropaba la noche, que casi nos impedía la visibilidad.

Sin embargo, continuamos despacio, segura y con la experiencia en el manejo, nuestro trayecto hasta llegar a la ciudad de David, para luego tomar el camino hacia el distrito de Tierras Altas, específicamente  a Bambito.

Mientras más subíamos,  nos abrazaba la neblina y las curvas se apoderaban del camino, un trayecto que si usted no tiene la experiencia de manejar de noche o nunca ha viajado hacía Tierras Altas, es mejor que lo haga de día, para evitar un contratiempo y así disfrutar de su hermoso panorama.

Emocionada y llena de expectativas, pues hacía varios años no visitaba el distrito de Tierras Altas, donde se siente mucha paz y se respira oxígeno puro y las montañas te dan la bienvenida, para disfrutar de su naturaleza.

Al poco tiempo ya estábamos a más de cinco mil metros sobre el nivel del mar y nos recibía Ángel Miranda, administrador de Bambito Hills, hospedaje que habíamos separado días antes a través de la plataforma internacional Airbnb.

Dormir con el sonido del Río Chiriquí Viejo a pocos metros de donde nos hospedamos y una temperatura de 12 grados, definitivamente es como estar en otro mundo y este clima lo tiene el distrito de Tierras Altas.

En la mañana muy temprano, me despertó el olor a café que preparaba mi hermana Ruth,  para luego bajar y dirigirnos hasta el poblado de Portón, ubicado en el distrito de Bugaba.

En  el día, ya se dejan ver los colores, escuchar el canto de los pájaros, el sonido del río y ver las cabañas en las faldas de las montañas en  las tierras altas chiricanas, en  las alturas de un país costero, mi Panamá.

Las fuertes lluvias generadas por el paso del huracán Eta por Centroamérica, que  pasó a ser tormenta tropical, el pasado 4 de noviembre de 2020,  dejó afectaciones en varios sectores de Tierras Altas, entre ellos, Bambito.

Conversamos con Ángel Miranda y nos contó lo que vivió junto a su familia en aquella tragedia, «Nos montamos en nuestros autos y salimos de Bambito, solo hicimos cruzar el puente del río y escuchamos a todos los organismos de seguridad gritando y  evacuando, mientras nosotros dejábamos nuestro hogar para trasladarnos hacia donde unos familiares del otro lado del río en la comunidad de Paso ancho».

Agregó, que solo a  25 minutos o media hora de su partida del pueblo de Bambito,  una cabeza de agua arrebató el puente y el caudal del río ya no dejaba acceso para los vehículos, mientras los organismos de seguridad lograron evacuar en su mayoría a los moradores de la comunidad.

Aún así,  el distrito de Tierras Altas se levantó y sigue siendo el lugar perfecto para viajar y conocer diferentes amenidades.

Cuenta con una amplia oferta gastronómica; variedades de lugares de hospedaje,  agro turismo, parques nacionales,  orquídeas y artesanías, cascadas y ríos para hacer senderismo y darse un chapuzón.

Tuvimos la oportunidad de conocer la Fonda Típica Bambito y conversar con su propietaria Maylin Villarreal y nos contó que antes este sitio era la vivienda de su hermano, pero luego de las inundaciones ya no son habitables, por lo que ahora en su mayoría se han convertido en negocios.

«Antes trabajaba en un hotel en el área de David, pero cuando inició la pandemia me suspendieron el contrato y tuve que hacer muchas cosas durante ese tiempo para solventar los gastos de la casa. Luego mi hermano me alquiló la cabaña para poner la fonda y desde marzo estamos en el área de Bambito», dijo Villarreal.

La Fonda de Maylin, ofrece a lugareños y turistas una variedad de platos de comidas típicas panameñas, pero lo que más se consume en el desayuno son las hojaldras y las bolitas de carne y en el almuerzo la gallina de patio.

No podemos dejar de mencionar, que en Cerro Punta, se encuentra uno de los jardines botánicos de Panamá y colección de orquídeas más grande del mundo,  y se encuentra en la  Finca Drácula.

Fotos: Ángel Miranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.