Descontrol  en casos de  Covid-19 en Centro Femenino de  Rehabilitación provoca  denuncia  ante  la  Defensoría  del Pueblo

Wendy Guevara / La Verdad Panamá

Una  denuncia  por presuntos  abusos  y violaciones  al derecho de la salud  en el Centro Femenino de Rehabilitación, fue presentada ayer    ante la Defensoría del Pueblo.

En la denuncia interpuesta por un abogado  en representación de las privadas de libertad, se afirma que dentro del centro de están vulnerando los derechos a la salud de las reclusas debido a las faltas de garantías en materia de bioseguridad frente al aumento significativo de casos de COVID-19 en el centro.

Expresa en la denuncia  que en pruebas realizadas para verificar si las reclusas estaban contagiadas  o no   por el  COVID-19,  los resultados determinaron  que 17 salieron  positivas y 12 negativas, sin embargo, no se separó a las privadas que salieron positivas de aquellas que salieron negativas como mandata el protocolo de Bioseguridad del Centro Femenino de  Rehabilitación.

Otro aspecto  considerado grave,  fue la  denuncia  de  amenazas por parte de las custodias del centro al exigir firmas para excluir al centro de toda responsabilidad ante las enfermedades de las privadas de libertad, indicándoles que trasladarlas era un problema ya que más de la mitad había salido positiva.

Ante la difícil situación que enfrentan las reclusas del CEFERE, solicitan la pronta ayuda e intervención de la Defensoría del Pueblo, para constatar los hechos de vulneración al Derecho de la Salud en esta institución.

Una privada  de libertad  relató  a La  Verdad Panamá  que  desde  hace tres  días, 17 mujeres  salieron positivas  por  Covid-19. El  procedimiento normal es aislarlas  para que no contagien a las compañeras que salieron negativo, ya que se vive en hacinamiento, sin embargo, a petición de una reclusa de nacionalidad italiana quien recogió las firmas, seguridad del CEFERE  decidió dejarlas todas juntas, alegando que es mucho protocolo sacar a las positivas y es más fácil que todas se queden juntan.

Las mujeres que salieron negativo se opusieron a ello, ya que este sería el tercer contagio, reveló la  fuente.

Señaló que en el día de  ayer  dos de las mujeres que habían salido negativo, están presentado síntomas. Una señora mayor está sangrando por la nariz, y hacemos responsables a las autoridades del Cefere y a su directora por no importarle la vida, la  salud e integridad física mental y moral de esas 12 mujeres que salieron negativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.