Enfoque Global

Exabogado gestionó 420.000 dólares en cheques firmados por Trump para acallar a Daniels

Nueva York, 14 may (EFE).- Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, confirmó este martes en el juicio penal que enfrenta el expresidente estadounidense en Nueva York que tuvo que gestionar un total de 420.000 dólares por comprar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels.

La cantidad, que desglosada incluye el pago de los 130.000 dólares a Daniels que adelantó Cohen, cobertura de gastos fiscales y una bonificación, se habría abonado en cheques mensuales de 35.000 dólares durante 2017, según la acusación de la Fiscalía.

Una versión que fue corroborada por el otrora mano derecha de Trump, quien también ratificó que las primeras facturas fueron firmadas por Eric Trump, hijo del expresidente que acompaña a su padre en el proceso, y por Allen Weisselberg, exdirector financiero de la Organización Trump.

Sin embargo, según Cohen, tras los dos primeros cheques, que llevaban como falso concepto unos supuestos servicios legales prestados por Cohen a la organización, el origen de los pagos cambió y se hicieron desde la cuenta personal de Trump.

“¿De quién es la firma de este cheque?”, preguntó la fiscal Susan Hoffinger al referirse a uno relativo a abril.

“De Donald J. Trump”, contestó un muy calmado Cohen, provocando que el expresidente se revolviera en el banquillo de los acusados y susurrara al oído de su abogado Todd Blanche.

Mientras, Hoffinger continuaba con el interrogatorio: “¿Alguno de esos cheques fue emitido para pagar por algún trabajo descrito en el concepto de los mismos?”, cuestionó.

“No, señora”, respondió taxativamente Cohen.

El exabogado también indicó que el cheque de diciembre de 2017, cuando Trump ya era inquilino de la Casa Blanca, fue el último que cobró porque ya se le había reembolsado el monto de 420.000 dólares, una cantidad que el lunes definió como “decepcionante”.

De acuerdo al exaliado de Trump, no volvió a recibir dinero de la Organización Trump ni del magnate personalmente ese año, aunque dijo que entonces supervisó un acuerdo entre Melania Trump y el museo Madame Tussauds para crear una estatua de cera de la entonces primera dama.

“No esperaba un pago por eso. No fue suficiente trabajo para recibir un cheque”, expresó Cohen este martes.

Trump está acusado de 34 delitos graves de falsificación de documentos comerciales relacionados con el reembolso, uno por cada uno de los documentos implicados -11 cheques, 11 facturas y 12 registros contables-, para comprar el silencio de la intérprete de cine para adultos y proteger así su campaña electoral de 2016.

Foto EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *