Actualidad

Melitón Arrocha se compromete con la niñez y juventud para transformar la educación y el bienestar social en Panamá

Con el compromiso de garantizar un futuro próspero para los niños, niñas y adolescentes de Panamá, Melitón Arrocha ha anunciado una serie de medidas para transformar la realidad social y educativa del país y acompañar a las primeras infancias y protegerlos. Estos planes están centrados en la prevención de todas las formas de violencia contra los niños y adolescentes, asegurando su bienestar y desarrollo.

“Creemos que la prevención de la violencia, el acceso a una educación de calidad y el bienestar general de nuestros niños no son solo un deber moral, sino la base para el futuro de Panamá”, afirmó Arrocha. “Nuestro gobierno estará dedicado a implementar reformas educativas integrales, mejorar la infraestructura escolar, y proporcionar acceso universal a servicios sanitarios y nutrición adecuada”, detalló el candidato independiente.

Entendiendo que la educación juega un papel crucial no solo para inculcar conocimientos y valores, sino también para la prevención de la violencia, el plan de Arrocha incluye programas específicos destinados a involucrar a los niños, adolescentes, familias, docentes y comunidades en la creación de un ambiente seguro y protector para todos.

Implementaremos un plan de acción nacional contra la violencia infantil, garantizando que cada niño esté seguro y sus derechos sean respetados“, añadió Arrocha.

Las reformas educativas propuestas por Melitón Arrocha se centrarán en garantizar que todos los niños y adolescentes puedan acceder a una educación de calidad desde temprana edad. Esto incluirá programas de becas para familias en áreas de pobreza y pobreza extrema con partidas trimestrales que garanticen su asistencia al plantel educativo más cercano; mejoras significativas en la infraestructura educativa; y el acceso a tecnologías de la información y la capacitación de docentes, asegurando así que los estudiantes estén preparados para los desafíos del mañana.

Por otra parte, propone un programa para combatir la desnutrición infantil y mejorar los servicios sanitarios en el país, dando así oportunidades de desarrollo para todos. Instalarán y darán apoyo a ONG’s y a comedores comunitarios para garantizar al menos dos comidas diarias.

Adicionalmente, Arrocha anunció la creación de un programa nacional contra la pobreza infantil, que agrupará los principales planes para niños de áreas de pobreza extrema, líneas de atención eficientes para casos de violencia intrafamiliar, casas refugio sostenibles para niños y mujeres víctimas; y la promoción del deporte y la recreación como pilares para el desarrollo.

“Juntos, podemos asegurar que nuestros niños, niñas y adolescentes tengan las oportunidades que merecen. Nuestros planes son el cambio que necesitamos para construir un Panamá donde cada niño pueda soñar con un futuro lleno de posibilidades”, concluyó Arrocha.

El candidato independiente firmó este lunes su compromiso con la niñez y la adolescencia, organizado por Aliados por la Niñez, grupo permanente de abogacía dedicado a la promoción de los derechos de la niñez y adolescencia en Panamá. En el mismo asegura que priorizará en su agenda gubernamental trabajar por garantizar que la niñez y adolescencia, sin distinción, tenga acceso a salud integral, educación de calidad, vivir sin pobreza, crecer sin violencia y a leyes que les protejan.

El compromiso firmado por Arrocha se fundamenta en cinco puntos esenciales:

  1. Sistema de Garantías y Protección Integral de Derechos de la Niñez y Adolescencia, que les exige implementar con carácter prioritario la Ley que crea el Sistema de Garantías y Protección Integral de Derechos de la Niñez y Adolescencia (Ley 285 del 15 de febrero de 2022), y comprometerse a impulsar la revisión y reforma de normas en materia de niñez y adolescencia para armonizarlas con lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño y otros estándares internacionales de derechos humanos.
  2. Educación de calidad: garantizar que todos los niños, niñas y adolescentes tengan acceso a una educación equitativa, de calidad e inclusiva, sin discriminación, aumentando asistencia, permanencia y cobertura, mejorando la gestión educativa y consolidando un sistema efectivo de monitoreo y evaluación.
  3. Salud integral: garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes el derecho a la salud entendido como el estado de completo bienestar físico, mental, espiritual, emocional y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, dirigido a promover su desarrollo actual y futuro.
  4. Crecer sin Violencia: todos los tipos de violencia son prevenibles y ningún tipo de violencia es justificable.  Por esto, se debe implementar la Estrategia Nacional para la Prevención de las Violencias contra los Niños, Niñas y Adolescentes, que es multidimensional y multisectorial. Adicionalmente, se debe dotar a las instituciones de los recursos para invertir en programas de prevención y atención a sobrevivientes de violencia, con enfoques y sensibilidad de género, generacional e interculturalidad.
  5. Menos Pobreza: la pobreza priva a los niños, niñas y adolescentes de sus derechos. La pobreza extrema y la pobreza multidimensional tienen una mayor incidencia en los niños, niñas y adolescentes, y las carencias asociadas a la pobreza, especialmente en la primera infancia, tienen un impacto en el resto de la vida. Para poder monitorear el avance en la reducción de la pobreza se requiere la publicación, al menos cada dos años, de estadísticas de pobreza monetaria y multidimensional infantil.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *