Portada

PRD deja una asamblea repleta de botellas que serán las primeras en ser quebradas

Javier Collins Agnew / La Verdad Panamá

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), colectivo que controló la Asamblea Nacional durante este quinquenio gubernamental, tiene la estructura de personal saturada de funcionarios, con un  abultamiento de las llamadas botellas que se encuentran en la mira de la población y que con la llegada al hemiciclo de una veintena de diputados independientes, estos puestos se encuentran en primera línea de ser declarados insubsistentes.

La bancada independiente, con  una veintena de diputados electos observará con lupa cada uno de esos nombramientos de personas que cobran sin trabajar en la cuestionada asamblea.

El presidente electo José Raúl Mulino, ya envío el mensaje de que el actual presupuesto de 150 millones de dólares, sufrirá recortes, medida que es aplaudida por la población y por esa camada de nuevos diputados por libre postulación que resultaron electos el 5 de mayo.

El excontralor José Chen Barría, conoce muy bien el tema, ya que a inicios de la década del 90 le correspondió ser el vigilante de las finanzas y que no se despilfarraran los dineros de todos los panameños.

Según Chen Barría, el camino más corto y preciso para reducir el excesivo gasto que hay en la Asamblea Nacional, es no ejecutar el presupuesto asignado para el año 2024.

El especialista aseguró que el presupuesto actual se puede recortar, pero la técnica mas rápida y precisa es no darle cumplimiento en los renglones donde haya excesos.

Chen Barría aseguró que se puede reducir su planilla, y demás gastos innecesarios, porque el hecho de que se tenga el presupuesto, no significa que se tenga que gastar.

El presupuesto de la Asamblea, es la autorización máxima de los gastos
que podrá comprometer la entidad y cuyos fondos son liberados en varias partidas conforme a la recaudación de impuestos del país.

Según Chen Barría, con la llegada de un número importante de diputados independientes al hemiciclo, hay muchas oportunidades de realizar cambios entre ellos, eliminar algunos privilegios que mantenían por ley, como lo es el beneficio de una franquicia telefónica y la posibilidad de importar autos sin el debido pago de los impuestos, beneficios a los que la bancada independiente ya dijo que renunciaría.

El catedrático universitario sostiene que los nuevos diputados tienen que revisar los nombramientos de personal que dejaron en las comisiones y decidir si los van a destituir y qué van a hacer con la planilla actual que le han dejado.

Aseguró que ellos tienen que tomar decisiones de la cantidad de asesores, promotores comunitarios, nombramientos en exceso que la población siempre le ha cuestionado a ese Órgano del Estado. “Todo el mundo dice que hay una planilla abultada en la Asamblea Nacional y la población está consciente de ello”.

En la Asamblea Nacional existen seis planillas mensuales, de las cuales tres de ellas supuestamente son las utilizadas para el nombramiento de las cuestionadas botellas, personal nombrado pero que es inexistente en aquella oficina pública y cobra su salario de forma normal.

La Verdad Panamá conoció que planilla 080 es la más onerosa y le cuesta al país 1.9 millones de dólares mensuales, dinero que se obtiene producto de los impuestos que pagan todos los panameños.

Alli aparecen nombrados 2,703 promotores deportivos y 518 promotores comunales, mayoría de personal inexistente en la sede de la Asamblea Nacional ya que realizan labores de proselitismo político en los circuitos electorales.

Otra planilla es la 002  que tiene un presupuesto de 1.4 millones de dólares y donde aparecen nombrados 60 trabajadores manuales, 232 trabajadores circuitales, 109 conductores, 178 asistentes, 72 agentes de seguridad, entre muchos otros.

La Asamblea Nacional también cuenta con la planilla 172 que es utilizada para los servicios especiales, y cuyo último registro Público data del año 2016 con un monto que ascendió a 57 millones de dólares.

Los nuevos diputados tendrán la tarea de revisar cada una de estas nóminas, que supuestamente están abultadas de personal que en su mayoría fue utilizado para proselitismo político en favor de los parlamentarios.

Una norma que data del año 1998 y que forma parte del procedimiento de nombramientos que se utiliza en la Asamblea Nacional, le permite a este órgano del Estado,contratar personal transitorio y contingente, solamente con poner en conocimiento al Ministerio de Economía y Finanzas, camino que al parecer es lo que conduce a la Junta Directiva al nombramiento de botellas.

El abogado Luis Fuentes Montenegro aseguró que la institución requiere con urgencia de  una reestructuración que incluya una reducción presupuestaria, debido al abultamiento de personal injustificado, es decir acabar con las botellas.

El abogado aplaudió la intención de los nuevos diputados, jóvenes con un criterio plausible y positivo, dirigido a que el presupuesto a la asamblea sea funcional y acabar con las botellas.

Fuentes Montenegro dijo que una vez sea elegida la junta directiva, se debe entrar a revisar de inmediato el tema de la estructura de personal de la Asamblea, porque el tema es acabar de inmediato con esos nombramientos de personas que no asisten a trabajar y cuyo pago afecta al erario.

Según el jurista, con estos primeros pasos ya habrá un ahorro económico, por los dineros que se están malversando de una forma aberrante y descarada de los fondos públicos, situaciones que no descarta que terminen en el Ministerio Público para una investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *