Expresiones

Ministro Pino: “Apartemos la política de la seguridad “

Por: Juan Manuel Pino Forero

Ministro de Seguridad Pública

Siempre he sido respetuoso de cada ser humano, de cada criterio, siempre y cuando sea en el marco de la objetividad y la transparencia.

No comulgo con en el oportunismo de quienes pretendan aprovecharse de  circunstancias y coyunturas para desvirtuar y desacreditar a los demás.

En un país democrático debe existir la libertad de expresión, la libre opinión de conceptos e ideas y no en el abuso indiscriminado de epítetos que sólo buscan humillar, menospreciar y minusvalorar, sin que nada de esto contribuya de manera positiva al desarrollo.

Durante cuatro años luego de ser designado como ministro de Seguridad Pública, he procurado manejar con absoluta transparencia los recursos del Estado asignados a este ministerio, por lo que hoy puedo hablar con absoluta autoridad, de cara al pueblo.

Luego de este prefacio voy a referirme de forma “puntual, precisa y sustentable”, a las acciones y el trabajo responsable que realizan los más de 30 mil hombres y mujeres que conforman la Policía Nacional, Senafront, Senan y Migración, entidades adscritas al ministerio de seguridad pública.

Homicidios

En las últimas décadas (2000-2022), los años con mayor índice de homicidios se dieron entre:

2008 = 800

2009 = 818 

2010 = 759

2011 = 684

En la actual administración, el año con mayor índice se registró en el 2021 con 506 homicidios.

2019 = 447

2020 = 474

2021 = 506

2022 = 454

A dos meses de culminar el 2023 se han reportado 376 homicidios.

Esta administración está muy por debajo de las cifras registradas durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011.

Los números hablan por sí solos, sin maquillaje, ni palabras rimbombantes.

Nadie puede negar que la criminalidad es un problema de arrastre, que se ha incrementado, ya sea por el aumento de la población demográfica, la droga, la disfunción familiar, la deserción escolar y el pandillerismo entre otras causas. No obstante hay que atacarlo, combatirlo y así lo hemos hecho.

Muestra de ello son las más de 40 mil armas de fuego destruidas y las 500 toneladas de sustancias ilícitas decomisadas (2019-2023), en un duro golpe a la narcomafia y grupos criminales que lucran con este veneno que está destruyendo a la juventud; por cuanto hay que seguir luchando contra esta vorágine para que no siga avanzando y penetrando en todas las esferas de nuestra sociedad, como ya ocurre en otros latitudes, donde existe un narco Estado.

Reitero, “hablo con hechos y resultados”,

Entre el 2009 y el 2023, la fuerza pública ha realizado 203 mil 135 acciones policiales, Capturas por Oficio (121, 795), Capturas por Flagrancia (21, 933), Capturas por Falta Administrativa (44, 449), Capturas por Microtráfico (13, 326), Capturas por Narcotráfico (1, 632).

Se han realizado 13 mil 649 operaciones contra el narcotráfico y microtráfico, 14 mil 872 allanamientos, 10 mil 688 armas incautadas, 286 mil 922 municiones y se confiscó 27 millones de dólares americanos, además de 1,116 autos incautados, provenientes del crimen organizado.

Hemos hecho énfasis en la depuración de los estamentos, a fin de sanear las filas uniformadas para sacar de circulación a todo aquel que cruce la línea, porque el que lo haga no tiene retorno, como ha quedado evidenciado en los más de 200 miembros que han recibido la baja por faltas administrativas y vinculación con el narcotráfico y el crimen organizado.

Durante la Pandemia, los huracanes ETA y OTA, la fuerza pública siempre  estuvo en la primera línea de fuego en bien de la seguridad de todos los ciudadanos y ciudadanas, sin discriminación de ninguna índole.

En los momentos donde el país vivió situaciones difíciles como resultado de  los cierres de calles a nivel nacional, los estamentos de seguridad pública operaron con alto nivel de profesionalismo, guardando la cordura, focalizados en mantener la ley y el orden, sin amordazar ni agredir físicamente a ningún ciudadano, a pesar de ser agredidos por los propios manifestantes.

En mi gestión he procurado mantener un espíritu de cuerpo, trabajando en equipo y hermandad entre las fuerzas, con la plena convicción de servir a la Patria, garantizar la seguridad y el desarrollo sostenible de nuestro país.

Por ello hago un llamado a todas las fuerzas vivas para sigamos trabajando juntos en beneficio de las presentes y futuras generaciones de panameños y panameñas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *