Dinero

Primer ministro chino pide “hacer un uso eficaz” de primera emisión de bonos a largo plazo

Pekín, 14 may (EFE).- El primer ministro chino, Li Qiang, destacó este lunes la importancia de “aprovechar eficazmente” los primeros bonos del tesoro a largo plazo que emitirá China para “apoyar la implementación de estrategias nacionales clave”.

Durante una intervención por videoconferencia en una reunión celebrada este lunes, Li subrayó que la emisión de estos bonos especiales es “fundamental” para “promover la modernización de China”, “impulsar un desarrollo de alta calidad” y “tomar la iniciativa en el ámbito del desarrollo económico”, recogió en la noche del lunes la agencia oficial Xinhua.

El primer ministro instó a “redoblar los esfuerzos para mejorar la gestión de proyectos” y a “construir una serie de proyectos emblemáticos”, así como para “superar obstáculos arraigados mediante reformas y medidas innovadoras”.

Li hizo hincapié en la necesidad de utilizar tanto “políticas convencionales como no convencionales”, “fortalecer la coordinación entre los instrumentos fiscales y monetarios”, y “dirigir más recursos financieros hacia la economía real”.

Además, el primer ministro señaló que se requieren “mayores esfuerzos” para “orientar el capital privado hacia la participación en proyectos importantes” y “estimular la vitalidad de la inversión privada”.

El Ministerio de Finanzas de China anunció este lunes que emitirá por primera vez bonos especiales del Estado a 20, 30 y 50 años, en un momento en el que las autoridades locales tratan de paliar la desaceleración de la segunda economía del mundo.

Los primeros lotes de los bonos a 20, 30 y 50 años entrarán en el mercado los días 24 de mayo, 17 de mayo y 14 de junio, respectivamente, informó la institución.

Según fuentes citadas por Bloomberg, el gigante asiático emitirá bonos a 20 años por un valor de 300.000 millones de yuanes (41.465 millones de dólares, 38.500 millones de euros), bonos a 30 años por 600.000 millones de yuanes (82.930 millones de dólares, 77.000 millones de euros) y los de 50 años, por valor de 100.000 millones de yuanes (13.821 millones de dólares, 12.833 millones de euros).

Durante la sesión legislativa anual de China, celebrada el pasado marzo, el Gobierno adelantó en su informe de trabajo la emisión de bonos a “ultralargo plazo” como parte de un plan para “abordar las necesidades financieras de importantes proyectos en el proceso de construcción nacional”.

La baja demanda nacional e internacional, riesgos de deflación y estímulos insuficientes, junto con una crisis inmobiliaria que no ha tocado fondo y una falta de confianza en el seno del sector privado son algunas de las principales causas que esgrimen los analistas para explicar la coyuntura en la segunda mayor economía mundial.

Foto EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *