Restaurantes tratan de sobrevivir luchando contra el aumento del combustible, de la electricidad y de los proveedores

Delkis Rangel / La Verdad Panamá

El presidente de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá, Eduardo Vaccaro declaró a La Verdad Panamá que el alza del combustible y el costo de los alimentos ha impactado en los restaurantes de tal manera que los proveedores han empezado a aumentar sus precios, reflejándose una baja en el consumo por parte de los clientes al tener menos dinero disponible para pasar una tarde en un restaurante.

Hace énfasis en que la mayoría de los restaurantes sobrevivientes de la pandemia, están tratando de ver como mantienen los precios de sus platillos, manejando los costos que impactan en la operación de los establecimientos.

“El problema es que si usted aumenta los precios al cliente, queda en lo mismo; porque al final las personas no van a  dirigirse al lugar con frecuencia porque no tienen la capacidad de pago, o el dinero adicional”, dijo Vaccaro.

Incluso reveló que hay unos costos fijos que se tienen que pagar todos los meses como el alquiler, la electricidad, esta última según Vaccaro sube todos los meses calificándolo fuera de lugar; además el aumento en los insumos, siendo más difícil mantener el negocio.

Entre otras cosas, indico que el Ministerio de Salud (MINSA) no ha eliminado el aforo de 50% de manera general y el 100% pidiendo el certificado de vacunación de los clientes, viéndose esta medida aún como un reto para quienes tienen que ver cómo sobreviven en la actividad.

En el caso de la situación del personal en los restaurantes, sostiene que ha habido una combinación de pérdidas de empleos y de reducción de horas de trabajo, de tal manera que hay locales que están cerrando más temprano tratando de ahorrar dentro de lo que se puede y otros cierran los domingos que son días de recargo.

Eduardo Vaccaro alega que su llamado al gobierno va ligado al resto de la población, ya que la problemática que se está viviendo, si bien es cierto no se genera solamente en Panamá, sí hay alternativas que el gobierno puede tomar en consideración para mitigar un poco el impacto negativo que se está produciendo.

“Lo único que se ha hecho es aumentar subsidios a ciertos grupos, que eso no necesariamente resuelve el problema, mi llamado realmente es que el gobierno sea consciente que esto es un tema preocupante que está al borde de salirse de las manos”, afirmo la fuente.

Es importante destacar que los restaurantes a nivel nacional fueron uno de los sectores más golpeados durante la pandemia, puesto que 2,700 restaurantes cerraron sus puertas porque no aguantaban las deudas y las limitaciones de movilidad.

Es por ello, que Vaccaro ha querido resaltar algo positivo luego de ese periodo, “los que estamos en este negocio seguimos invirtiendo, seguimos haciendo el esfuerzo de poder sostener los negocios, por lo menos para cubrir los gastos y poder mantener el personal trabajando”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.