CoNEP sigue  sin invitación al diálogo; alianzas reclaman  que se cumplan los  acuerdos en los rubros de medicamentos y canasta básica

Jean Cabarcas / La Verdad Panamá

Rubén Castillo, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP), reiteró  la necesidad de que se cumplan las condiciones mínimas expresadas a la iglesia ante la expectativa de que se inicie  la segunda  fase  del diálogo.

“Nosotros originalmente le mandamos a la iglesia  una serie de consideraciones, solicitadas por la misma iglesia, la cual era la facilitadora anterior. En esas consideraciones todavía no hay nada concreto, porque estamos esperando las respuestas sobre esa situación, no sabemos si será el nuevo facilitador quien dará las respuestas. Y de momento estaremos a la expectativa, de ahí veremos si se desarrolla o no la participación del sector privado en la segunda fase”, señaló el abogado.

“Si esas condiciones se dan, por supuesto, que vamos a participar, siempre y cuando haya   simetría en la cantidad de participantes por cada grupo, que podamos participar en la agenda y otras situaciones que son lógicas en un proceso de conversación, y, además, que se tenga como  objetivo  llegar o coadyuvar a soluciones para el país; hasta este momento hemos planteado esas situaciones desde el mes de octubre y aún no hemos recibido respuesta”, agregó.

A nosotros ni siquiera se nos ha invitado, eso es un tema fundamental, a nosotros solamente se nos llamó para saber cuáles eran nuestras expectativas para una segunda fase, a partir de ahí, hicimos una respuesta por escrito y eso todavía no ha circuncidado, entendemos que el facilitador establecerá contactos con las partes para ver como esto puede avanzar, puntualizó, Rubén Castillo.

No se cumplen acuerdos de la primera fase

Por su parte, Julio Osorio, secretario de COMENENAL, considera que en la segunda etapa de la Mesa Única de Diálogo se deben discutir los problemas estructurales del país, debido a que las rebajas en la gasolina, los medicamentos, la canasta básica y los subsidios impuestos por unos cuantos meses, no solucionan a largo plazo.

“Muchas farmacias lo que hicieron fue abstenerse de tener los medicamentos para no tener que venderlo (…) la expectativa es seguir con lo que se había acordado. Una segunda fase en donde se van a discutir, ya con la presencia del Gobierno y si gusta la empresa privada también, los problemas estructurales; hay que ir a fondo de los problemas con propuestas para cambiar la estructura de la sociedad como tal”, indicó.

Con relación a la posible ausencia del sector privado en el diálogo, el doctor expresó que actualmente el poder político es el que decide las coas. “Nosotros sabemos que el poder político está coartado por la empresa privada, así que, aunque ellos no quieran ir, igual, el gobierno es representante de los intereses de ellos, porque ellos son los que los sustentan desde atrás, a este y a todos los gobiernos que ha habido en los últimos 20 años”, señaló.

“Las decisiones son políticas y nosotros no es que albergamos mucha esperanza de que este Gobierno cambie radicalmente las cosas, pero sí tenemos que poner sobre la discusión del país el tipo de país que nosotros queremos, y por supuesto para cambiar lo que tenemos y lo que no nos gusta (…) que exista tanta pobreza es una vergüenza como país, para uno que tiene tanta riqueza”, agregó.

Osorio sentenció que se debe buscar una solución a problemas estructurales, no problemas coyunturales como la gasolina, medicamentos o la comida, sino estructurales al desarrollo del país.

Sobre lo mencionado, Fernando Ábrego, dirigente de la Asociación de Profesores (Asoprof), manifestó que ante el periodo transcurrido desde que culminó la primera fase de la Mesa de Diálogo  la Iglesia Católica bajo la presión  de los empresarios y del gobierno nacional no  ha realizado más reuniones y, que vamos para 3 meses prácticamente de haber culminado la mesa de la primera fase en la ciudad de Penonomé.

El dirigente de Asoprof considera que las 8 mesas de seguimiento no tienen sentido si no se reactiva la segunda fase de la Mesa Única. “El Gobierno nacional lo que hizo fue darle un cierto nivel de vida a la mesa semántica, pero para mantenernos divididos, y partió entonces la mesa única de la segunda fase, que era la plenaria, para discutir precisamente los temas en donde se le está dando seguimiento en cada una de las 8 mesas”, dijo.

“Le exigimos al Gobierno nacional que active la segunda fase de la Mesa. Entendemos que la Universidad de Panamá se ha ofrecido para ser el mediador, ahí habría que entonces que entrar nuevamente a discutir el tema de la metodología y no tenemos claro todavía si los empresarios van a participar de los grandes problemas (…) porque aparentemente Conep y los empresarios, solamente le importa la mesa de yo con yo, que es la Mesa por el diálogo de la Caja de Seguro Social”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *