Empresas  venezolanas y colombianas son las más beneficiadas con el subsidio al combustible

Ashley Powell / La Verdad Panamá

Los grandes  beneficiarios  con el  subsidio  del combustible otorgado  por el  gobierno, son los dueños  de las empresas  venezolanas y colombianas  que   controlan miles de cupos  en detrimento de los conductores de taxis panameños, denunció Cecilio Marín  del Sindicato Urbano de  Taxis.

En declaraciones a La Verdad Panamá indicó que por el momento, cerca del 70% de todos los transportistas a nivel nacional no  son dueños ni del certificado, ni de los carros ya que hay empresas colombianas y venezolanas que tienen 3,000, 4,000, y hasta  5,000 cupos y dichas  empresas si no se les da la autorización de darle al conductor el dinero se quedan con el subsidio.

 Denunció que la  mayoría de  los cupos pertenece  a políticos y que por esta razón no les conviene hacer reuniones ni  mesas con las  personas que conocemos la ley, el sistema y todas  las situaciones  irregulares  que se vienen  presentando.

El dirigente  del transporte  selectivo afirmó que ni  la  Cámara Nacional de Transporte de Carga (CANATRACA)  ni el  Consejo De Transporte Del Interior (COTRADIN), que son los que están    en la mesa de negociación  representan al verdadero transportista, al contrario,  representan los intereses de  las empresas que son las prestatarias.

Reclamó  que no cuentan con un representante que esté velando por los transportistas   y que dé a conocer  la  verdadera problemática  del sector transporte.

Sostuvo que  el sector transporte  ha sido atacado por todos lados; mencionó que  las plataformas como  In Driver y Uber en Panamá se llevan  casi tres millones de dólares  diarios  del país y no cumplen  con lo establecido en la ley ni se les exige tampoco.

“Todo esto sin  pagar ni un centavo de impuesto, y no hay nadie que le ponga cascabel al gato en esta situación pero en algún momento tendrán que escucharnos”, expresó Marín.

El Sindicato Urbano le entregó una iniciativa de un proyecto de ley a la diputada  Zulay Rodríguez donde se  plantea la creación de una plataforma gubernamental semiprivada para que los transportistas puedan pagar su seguro social,  sus  impuestos a la DGI, y dejen de ser una carga para el estado en un futuro.

“Podemos realizar una actividad económica a la Caja del Seguro Social para que así se pueda rescatar esa caja que está apunto de colapsar”, agregó.

Señaló que están en contra  de la forma como se quiere  otorgar el subsidio, ya que no le está llegando al verdadero transportista  que día  a día  sale a las calles  a brindarle el  servicio al usuario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *